Devocional

Nunca confesaré “Derrota”


2 Corintios 2:14

Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.

Estuve  leyendo el Libro “llamados para triunfar” lo recomiendo por el Dr.Gabriel Kost. El dice en su libro de que nunca debemos confesar derrotas para nuestras vida, porque el plan de Dios es llevarnos siempre en triunfo en Cristo Jesùs (2 corintios 2:14).  Encontramos que en la vida que hay personas que iniciaron proyectos y no le salieron bien, pero Dios tiene una promesa para cada vez que caigas y es que él te dice en su palabra “Siete veces cae el justo y de todas ellas le levantara el Señor”. Hay personas que se siente derrotadas y aveces se creen menos que Los demás o, como tienen algun defecto, se limitan. Sí este es tu caso, no debes sentirte inferior a nadie.

La siguiente ilustración te ayudará mucho:

En una carpinteria se celebró una reunion de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejercio la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacia demasiado ruido! Y, además, se pasaba todo el tiempo golpeando. El martillo acepto su culpa, pero pidió que tambien fuera expulsado el tornillo; dijo que habia que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y que siempre tenia fricciones con los demás. La lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro, ya que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto. En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca de madera inicial se convirtió en un lindo juego de ajedrez. Cuando la carpitería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, que dijo: ” Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Asi que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos” La asamblea concluyó entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas, y que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir y hacer cosas de calidad. Estaban orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos. 

                  Ocurre los mismo con los seres humanos. Aveces es fácil detectar defectos, pero hallar cualidades es para espíritu superiores, esos que son capaces de inspirar todos los exitos humanos. Cada persona tiene capacidades extraordinarias. Pero tú tienes mas destrezas habilidades y talentos que muchos a tu alrededor. ¿Sabes quién es la persona derrotada? La que acepta el fracaso y la que  dice: “Hasta aquí llegué, no sigo más, bajo los brazos”. El verdadero triunfador persevera, insiste, continúa hasta el final. Hija del Rey si quieres llegar a algo productivo en la vida, ¡no bajes los brazos! ¿Se te cerro una puerta? ¿Golpeaste una y otra vez, y no se abrio? No te des por vencida! No te rindas.  El que busca, encuentra, El que pide, recibe y el que golpea se le abrira. Nunca mas confieses derrota porque 2 corintios 2:14 declara que Cristo te llevara de triunfo en triunfo. Amen!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s